Cuídate cuando tu mente menos te lo pida, será cuando más lo necesites

Andrea Llera – Psicóloga sanitaria

Cuando atravesamos procesos emocionales difíciles, a menudo observamos como la tendencia es a abandonar nuestro propio cuidado. Nos desvinculamos de aquellas cosas o personas que nos hacían sentir bien, llevamos a cabo rutinas que pueden ser perjudiciales para nuestra salud, prestamos menos atención a nuestro aspecto… en definitiva, parece que es precisamente cuando más lo necesitamos cuando menos nos atendemos.

Sigue leyendo

Bienestar a través del autocuidado

Escrito por Samara Sáez -Psicóloga sanitaria

¿Qué tal verías que tu médicx de cabecera te atendiese después de llevar cuarenta  horas trabajando sin descanso?, y si quien se encarga de proporcionarte alimentos se durmiese encima de ellos cuando vas a pagarle; ¿qué te parecería ir al psicólogx y que sus nervios estuviesen más a flor de piel que los tuyos?

¿Crees que las personas se merecen descansar?

¿Y tú?

Sigue leyendo
Galería

Pequeñas acciones para reorientarnos en momentos de malestar

Presentación realizada por Claudia Garcia – Psicóloga sanitaria

En momentos de malestar emocional intenso, buscamos estrategias que nos quiten, nos aparten, nos distraigan de aquello que sentimos y es desagradable.

Si llevas un tiempo experimentando estos estados, quizás te hayas dado cuenta que estas acciones no funcionan como desearías. Es posible que te ayuden a distraerte un rato del malestar, pero quizás te hayas percatado de que, de hecho, continúan apareciendo esos momentos, y tú cada vez, te ves más esclavo/a de esas “cosas que haces cuando te encuentras mal”.

A continuación, te proponemos una receta -quizás diferente a lo que hayas probado hasta ahora-, que te permita reorientarte en esos momentos de malestar hacia acciones que realmente sirvan para construir una vida que valoras.

Sigue las instrucciones y recuerda que, como con cada receta nueva, cuantas más veces la hacemos, más rica nos sale.

Sigue leyendo

¿El tamaño importa?

Escrito por Luis Cortés – Psicólogo sanitario y coordinador sanitario de AFDA

Es algo bien sabido por todos que a los hombres nos encanta mirárnosla, medirla, compararla, categorizarla, ponerle nombres y es que sin ella no podríamos vivir. La joya de la corona, si no es lo suficientemente grande, si no está suficientemente sana. No merece la pena nada, dependemos de ella para absolutamente todo y si la tuya es más pequeña que la mía, todo el mundo sabe quién va a tener éxito y quien fracasará miserablemente.

Sigue leyendo

Los orígenes del apego y el cuidado

Escrito por Claudia García Martínez – Psicóloga sanitaria

Es posible que a estas alturas más de una y de uno en AFDA nos haya ya escuchado hablar de compasión o de autocuidado. Son términos que están en auge y no en vano, pues están convirtiéndose en potentes herramientas terapéuticas. Los avances en neurociencia y psicología nos permiten comenzar a mapear en el entramado de nuestro cerebro las autovías neuronales por las que discurren nuestros instintos de supervivencia, preservación, y también de apego hacia los demás.

El psicólogo Paul Gilbert (2009) identifica que las personas tenemos al menos tres sistemas de regulación emocional importantes. El primero, relacionado con el sistema de amenaza, hace saltar la alarma cuando hay algún peligro en el ambiente (o anticipamos que lo pueda haber). El segundo sistema, el del logro, nos permite dirigirnos hacia metas tanto diarias como a largo plazo, obteniendo esa sensación de satisfacción cuando conseguimos realizar las tareas que teníamos programadas. Ambos sistemas son de extremada importancia porque, en el sentido más primitivo, nos permiten mantenernos con vida. Sin embargo, en mamíferos existe un tercer sistema, más moderno a nivel evolutivo (tan sólo 80 millones de años) que explica mucho sobre nuestra naturaleza: el sistema de calma y cuidado.

naturaleza leon

¿Quién no ha visto algún documental de La 2? Pensemos en una leona con sus cachorros, un grupo de chimpancés, una manada de lobos ibéricos o cualquier otra especie gregaria. Todas ellas tienen increíbles instintos de supervivencia y proveen con uñas y dientes tanto el alimento como la protección  a la prole cada vez que se hace necesario. Pero ¿qué sucede cuando ya están alimentados y no hay depredadores o enemigos merodeando? Que comienza el reposo y el juego.

Sigue leyendo