¿Y ahora qué? Claves para combatir el aburrimiento

Escrito por Silvina Filippini – Psicóloga Sanitaria

En estos días de confinamiento, algo totalmente extraño y nuevo para nosotros, nos vemos “encerrados” en casa, buscando maneras de “matar el aburrimiento”, con muchas dudas sobre nuestro futuro y con miedo, un miedo que se palpa en las noticias de cada día, con informaciones cada vez más alarmantes y menos esperanzadoras.

¿Acaso podemos hacer algo para remediar esta situación? ¡¡DESDE LUEGO!!

Con este post, pretendo ofrecer todas las ideas que puedan resultar útiles, no sólo para que se pase el tiempo, si no para que este tiempo sea de calidad y productivo.

¡ALLÁ VAMOS! Voy a dividirlas en dos partes, por un lado, actividades que impliquen algo o bastante movimiento físico y otras que impliquen actividad mental y productividad.

 Para comenzar:

  • Una de las primeras ideas que tuve a lo largo del fin de semana pasado, fue hacer memoria de los pequeños detalles que tenía pendientes de realizar en mi propia casa. Hablo de experiencias, tales como: realizar una de las comidas en el balcón/terraza, aprovechar los días de sol para empezar a broncearme, etc. ¡Seguro que se te ocurren pequeñas experiencias que puedes poner en marcha!
  • Como segundo punto importante, no olvides mantener tu rutina diaria. Procura levantarte a la misma hora, hacer tus comidas y darte una ducha y vestirte. Quedarte en pijama solo te recordará que no puedes salir a la calle. ¡Y que no se te olvide ventilar la casa todas las mañanas!
  • Si puedes realizar tu trabajo desde casa, intenta respetar tus horarios habituales. Si fraccionas las horas de trabajo, tendrás la sensación de que no tienes tiempo libre.
  • Si tienes mascota ¡estás de suerte! Aprovecha los paseos para tomar el aire, y si no, haz esa limpieza a fondo de sus jaulas/cajas de arena/estanques que siempre dejas para “otro momento”.
  • Para concluir esta primera parte, te recomiendo que pongas las noticias en horas puntuales y sólo para actualizar la información. Probablemente sea contraproducente tener la televisión o la radio constantemente encendidos/as. Los medios repiten la información en bucle y esto no te permitirá desconectar.

ACTIVIDADES QUE IMPLICAN MOVIMIENTO

  • Puedes comenzar realizando ejercicio físico en casa. Si eres físicamente activo, intenta replicar los ejercicios que hagas normalmente en el gimnasio o al aire libre. Puedes utilizar productos o recipientes que pesen un poco y hagan el papel de “mancuernas”. ¡Seguro que internet te brinda muchas opciones diversas! ¡No te olvides del ejercicio aeróbico!
  • Si no sueles practicar deporte, te sugiero que busques nuevas disciplinas que te apetezca aprender (yoga, pilates, tai chi…). El ejercicio te provocará cansancio físico, que, a su vez, te permitirá conciliar mejor el sueño.
  • No dejes de lado el ejercicio de menor impacto: existen muchos tutoriales de meditación y relajación para terminar con la rutina física.

ACTIVIDADES QUE IMPLICAN PRODUCTIVIDAD/OCIO

Pasamos a la parte menos activa, pero igual de práctica, estas son solo algunas sugerencias, ¡aplica las que mejor te encajen!

  • Puedes establecer un contacto telefónico cada dos o tres días con tus familiares o amigos más cercanos:  asegurarte de si necesitan ayuda, ponerte al día con ellos e intercambiar ideas para afrontar el día a día.
  • Es hora de hacer una lista de las cosas que tienes pendientes de hacer en casa: hacer limpieza de medicamentos caducados, dar un repaso al orden de armarios y despensas, revisar y apartar la ropa que ya no usas, tirar papeles y tiquets que has ido acumulando con el tiempo.
  • Puedes limpiar más a fondo tu casa:  cortinas, fundas de sofá y mantas, interior de la nevera y el horno, etc.
  • Las fotos son otra buena opción: es momento de terminar ese álbum que dejaste a medias, separarlas por épocas o simplemente, recordar buenos momentos.
  • ¡No olvidemos el ocio! Los puzzles son una estupenda opción para toda la familia. También puedes desempolvar antiguos juegos o videojuegos y poner en práctica tus destrezas y conocimientos.
  • Seguro que también tienes un libro que has dejado a medias (o pendiente) o un cd o vinilo que te gustaría volver a escuchar o una película que te han recomendado y no tenías tiempo de ver.
  • También es momento de tomar las riendas de tu cocina y aprender nuevas recetas con los productos que tengas en casa.
  • Seguro que también tienes calcetines para zurcir, botones que coser o tornillos de algún mueble que ajustar. ¡Es momento de dejar la casa como nueva!
  • Si vives con niñ@s estoy segura de que puedes adaptar algunas de estas sugerencias para que participen y se entretengan jugando y aprendiendo.

Para finalizar, es importante recordar que, no importa tanto el tipo de actividad que elijas, si no el valor y la función que cumplen para ti. Sacar provecho de las situaciones inesperadas es una manera de reenfocar nuestra perspectiva, centrarnos en nuestra vida y en las cosas que nos importan.

Otros artículos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s